Amarula en mano, sin pucho ya. Lo dejé. Ahora me atraco con otras cosas. Pensamientos, por ejemplo.

Y mejor largar... mejor dejarlos salir... mejor evitar exceso de pensamientos. De pensar boludeces, por sobre todo. De pensar, bah.

Mi Diario Intimamente Publico.

Sos testigo de mi raye. Si lo creés necesario, sugerime un psiquiatra, que no me ofendo. Vamos viendo.


martes

Eliana: El bananón

Seguía Eliana transitando los caminos del amor, en su viaje incansable con la ilusión de hallar su media naranja.
Ya había visitado varias verdulerías, variedad de naranjas, algunas jugosas, otras más agrias, algunas las había probado, otras solamente las tanteó. Un mordisquito, sentia el aroma que emanaba, una apretadita para ver cuan madura estaba la fruta... Pero en el cacheo de naranjas, se topó con El Bananón. No con una banana, con un banano, ¡con un Bananón!, de los más excentricos, de los más desagradables.
Y sí, El Bananón es el típico prototipo de chico que aparenta ser "bien", que es como la tarjeta del Banco Hipotecario, así, todo "Canchero"...
El que se las sabe todas y si alguna no se la sabe, la inventa, aunque quede como un gil. Es el que quiere llevar las riendas en absolutamente todo.
Es el que la tiene re clara con las cosas que hace dos veces, porque en la primera falló por bruto, pero que no note...
Es el que se inventa una vida para promocionarse porque con la real aburre. Pero que no se sepa...
Es El Bananón.. Ése que se hace el Macho de América y termina siendo un Mandilón. Es Bananón y es Mandilón. Es Ambos. Lo más cómico es que Eliana se topó en la catación de naranjas con este banana. A tiempo se lo sacó de encima. Ahora es un recuerdo, un muertito en el placard. Ahora toma mates con su amiga Carmina y se da cuenta de que Bananón es compañero insoportable de la facultad a la que ella asiste. Y las dos se ríen, y no pueden creer lo chico que es el mundo. Y Eliana se descojona contándole anécdotas a Carmina y ésta se burla otro tanto de Mandilón y no puede creer lo chiquito que es el mundo... Y Eliana sabe que sólo la naranja da buen jugo. La banana se pone negra enseguida, pierde su brillo, y resulta ser un chasco si como El Mandilón de nuestra historia, más que fruta fresca, jugosa y deliciosa, es Bananón.

5 comentarios:

orne dijo...

jajajaj que buen post primaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!
terrible la foto de ÉL

porquepodemos dijo...

un muñeco...

PD(la foto chorrea un poquito)

Besos, besos, besos...

P. Vargas dijo...

Muñequita... me he reido a carjadas... esta demasiado bueno...

Creo que el "Bananón" es una especie que debe ser sacada de la verdudería ya que se convierte en publicidad engañosa y perjudica las ventas para el resto de frutas ;-)

Buen post Carito, extrañaba tus letras, es un gusto poder volver a leerte. Cuidate preciosa, un abrazo!

CoRaZoNeS pInTaDoS dijo...

me parece q yo estoy medio mal de la vista, porq por mas q busque entre todas las naranjas, siempre me encuentro con un bananon de estos :s

carmeloti dijo...

Me haces reir y eres increiblemente tierna...