Amarula en mano, sin pucho ya. Lo dejé. Ahora me atraco con otras cosas. Pensamientos, por ejemplo.

Y mejor largar... mejor dejarlos salir... mejor evitar exceso de pensamientos. De pensar boludeces, por sobre todo. De pensar, bah.

Mi Diario Intimamente Publico.

Sos testigo de mi raye. Si lo creés necesario, sugerime un psiquiatra, que no me ofendo. Vamos viendo.


lunes

Necesidad Vs. Amor

"Hay caprichos de amor que una dama no debe tener"
JS
El destino se había encargado de toparlos, de cruzarlos, de tropezarlos en sus caminos truncos para... ¿salvarse?.
Medio a los tumbos iban cada cual por su lado, hasta que un delirio literario y un tanto utópico los animó a intercambiarse sonrisas y palabras, momentos y silencios.
Si él requería de su compañía alegre y enérgica, ella estaba. A sus tristezas, Samy le daba sonrisas. Si amanecían en el mismo sitio, las mañanas de ambos comenzaban con la cara de la dama regalándole un momento de paz, un mate mientras en silencio intercambiaban ejemplares de diarios, algún comentario, alguna mirada amigable, alguna tonada al estilo Ismael o Jorge Drexler. Porque eran amigos, antes que nada, eran muy buenos amigos.
Si ella iba perdida y sin rumbo por la vida, si no se animaba a decidir o si precisaba un consejo, si se sentía a la deriva o insegura, él encendía su lámpara cual faro en medio del mar, y le mostraba el mejor camino.
Siempre estaban queriendo el bien del otro. Lo que habían construido juntos invitaba a que extendieran sus brazos para auxiliarse ante la mínima situación de dolor, de tristeza. Aunque también compartían alegrías, y muchas! Pero se necesitaban, se resguardaban en el intercambio complice de la compañía fraternal, sin mentiras, sabiendo lo que uno podía dar al otro y lo que cada cual recibiría de su par.
Se complementaban, mínimamente se sabían el uno para el otro. Se eran sinceros. Extremadamente sinceros, hasta diría yo, cruelmente sinceros.
Rutas, mates, diarios, ideologías, gustos, sabores, problemas, soluciones, historias, letras, pecados, amigos. Compartían infinidad de cosas... menos locura de amor. Todo existía entre ellos, menos locura de amor. Cada cual con su coraza dejaba que el otro llegase hasta donde sabía que podía soportar el dolor de la partida.
Y si bien él la quería, y si bien ella lo admiraba. Si bien en algún punto se deseaban, es que por ser así de cuidadosos; por vivir así, temerarios del amor, creyendo que éso era todo lo que se podían ofrecer para no herirse, que éso era lo ideal, porque no sabían como animarse a que sea diferente, por miedos del pasado, por resistirse a ser completamente felices juntos, se estaban dejando ir.
Joaquín sabía que en esta situación pronto la perdería, y Samy sabía que, también por necesidad, en breve lo dejaría; y mientras tanto... mientras tanto el pire literario invitaba a esa mezcla de pseudo amor y de necesidad. Mezcla imperfecta que aseguraba que en cuanto no se precisaran más, el amor le daría paso al olvido....

5 comentarios:

Laura dijo...

Se va acercando febrero...

porquepodemos dijo...

alguien sabe como se aparean dos erizos???

Carito dijo...

Así:
http://www.youtube.com/watch?v=OYopTPZuS9Q&feature=related

El macho busca a la hembra para aparearse y después no se ven más porque no se soportan el uno al otro...

Cuack!

porquepodemos dijo...

los erizos se aparean con mucho cuidado...

carmeloti dijo...

Me has tocado el alma con este texto, hace tan solo unas semanas se me rompió una historia identica, pero sabes ¿que me ha pasado?

Yo no queria querrerle por miedo a un nuevo abandono, inventé mil escudos donde guardarme y me cerque a una fortaleza, olvide lo que dejaba fuera era más valioso que lo que guarde dentro - inseguridad, miedo- y ahora tengo amor por estrenar y un nombre al que olvidar...